Estás en: Artículos

Cara o Cruz #38: Equilibrando la balanza: ¿FPS o resolución?




Publicado por Rubén
Publicado por Rubén

Dada la evidente diferencia entre las competidoras de Switch, el anuncio de Doom fue algo que sorprendió a los poseedores de la máquina. La nueva consola de Nintendo se está perdiendo la gran mayoría de juegos de nueva generación por culpa de la supuesta falta de potencia, pero parece que Bethesda está dispuesta a darlo todo y a enseñar de lo que es capaz.

Aun con la salida de Doom en Switch, recientemente supimos que este irá a 720p y 30fps. Este último dato es lo que ha indignado a muchos jugadores del shooter de Bethesda, ya que se trata de un juego muy rápido en el que la velocidad de movimiento es muy importante.

Esta noticia hizo de nuevo recuperar la elección que los poseedores de Fire Emblem Warriors tendrán para escoger más fps a cambio de resolución y a la inversa, creyendo que en Doom podría haber optado por la misma opción.

Unos piensan que los fps no son tan importantes y prefieren que se aseguren unos 30 fps estables y una resolución alta, pero otros piensan a la inversa y creen que estas opciones deberían depender siempre del tipo de juego, ya que en algunos priorizarían los frames por segundo a la resolución, especialmente en los shooters en primera persona.

Imagen relacionada

La moneda ha empezado a girar y es momento de equilibrar la balanza… ¿FPS o resolución?

No es algo que empañe la experiencia de juego

Alejandro Ponce

Está claro que últimamente la atención del público en la industria de los videojuegos está centrada en los aspectos técnicos. Y si hay un apartado que ha acaparado el amor y el odio de los jugadores por partes iguales es el de los fps. En muchas ocasiones el valor cualitativo de un título se mide por su framerate. 30fps es igual a basura que no vale la pena comprar, 60fps indica que el título merece una oportunidad. ¿Pero realmente es tan importante?

Hablando desde mi experiencia propia y teniendo en consideración la diferencia entre los 60 y los 30fps, yo creo que ni de lejos. Ya sea por mi deficiente vista o porque realmente es así, a penas logro distinguir alguna diferencia entre un juego que corre a 30fps y uno que lo hace a 60fps. Quizás viendo una y otra vez la misma escena y muy de cerca se puede apreciar, pero en cualquier caso no es algo que empañe la experiencia de juego.

Pero si, como a mucha gente le ocurre, necesitáis una imagen impecable del juego para que os resulte atractivo, entonces lo básico es la resolución. Es la resolución lo que hace que un juego sea más bello, o más realista, o más nítido. Y después de ver imágenes en 4K os puedo decir que yo creo que cada vez nos irá sorprendiendo más.

A diferencia del framerate, la resolución es apreciable cada vez que aumenta. Los fps son importante hasta que llegan a un mínimo que logra engañar al ojo y que este vea una imagen fluida, suave. A partir de ahí, y siempre hablando desde mi punto de vista, no creo que sea realmente importante. No creo que el ojo humano vaya a apreciar la diferencia entre 30, 60 o 120fps y mucho menos como para decir que un título no vale la pena.

Si hay un aspecto técnico importante a la hora de valorar un juego, y no estoy muy seguro de que lo haya, es sin duda la resolución.

Resultado de imagen de fire emblem warriors

Tenemos que quedarnos con la experiencia de juego

Por Andrés Ruiz

Empezaré dejando algo bastante claro: creo fervientemente que la obsesión que ha surgido en los últimos tiempos con los frames por segundo y la resolución es ridícula. Por supuesto que la tecnología ha avanzado y ahora contamos con mejores opciones gráficas, pero los gráficos NUNCA deberían ser el eje central sobre el que gire un videojuego.

Pondré dos ejemplos: el de un juego que saldrá en Nintendo, y el de uno que ya ha salido en PS4. Doom correrá a 30 fps y se verá a 720p, lo cual me parece estupendo, pues estamos hablando de un juego como Doom en modo portátil. Pero personalmente me habría decantado por 540p y 60 fps. ¿Por qué?

En ciertos juegos, la fluidez prima sobre la resolución, y aquí es cuando os hablo de Ni-Oh. El título de PS4 permite al jugador elegir entre varios tipos de resolución: en uno, los frames por segundo se estabilizan en 30 pero tiene mayor resolución, en otro, los frames varían entre 30 y 60 y la resolución varía, y el último, y el que yo elegí, se juega a 60 frames por segundo estables, pero cuenta con una resolución menor.

Y es que considero que la resolución no es tan importante a la hora de disfrutar de un juego, pues al final con lo que tenemos que quedarnos es con la experiencia de juego. Aunque existen diferencias. Por supuesto que hay juegos que pueden disfrutarse perfectamente a 30fps, pero otros, al contar con un gameplay más fluido y dinámico, se disfrutan más a 60fps.

¿Va a ser Doom un fracaso en Switch por funcionar a 30fps? Su desarrolladora, Panic Button, confirmó que querían que los jugadores que se decantasen por la versión de Switch sintiesen que es especial. Y mirad los gameplays que ya han salido, ¿el juego se ve mal? Ya os digo yo que no.

La resolución y la fluidez de un juego no lo condiciona para que sea bueno o malo. Pero desde luego, si tengo que elegir una de las dos, me quedo con la fluidez.

¡Vota según tu criterio!

Resultados Cara o Cruz #37:

Nintenderos.com utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar