[Análisis] Wulverblade




Publicado por Psyko83
Publicado por Psyko83

puntuación nintenderos

8.0

valoración lectores

0

0 votos

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Lo bueno: Su magnífico apartado audiovisual, su historia basada en ubicaciones reales, su rejugabilidad y el poderse jugar de forma cooperativa local.
Lo malo: Campaña demasiado corta, poca variedad de enemigos, voces y textos solo en inglés, los tiempos de carga.

Wulverblade es un intenso beat’em up creado por Fully Illustrated y Darkwind Mediade con temática histórica y mecánicas de scroll lateral inspirado en clásicos como Golden Axe, Sengoku y Knights of the Round.

En este título deberemos enfrentarnos a multitud de enemigos de todo tipo y podremos jugar solos o formar equipo con un amigo localmente en el modo cooperativo para dos jugadores. El juego en principio iba a llegar en septiembre, pero al final se ha retrasado hasta este mes de octubre.

Resultado de imagen de wulverblade switch

Argumento

Es el año 120 de nuestra era y el ejército romano ha tomado el control del sur de Britania. Su objetivo: marchar hacia el norte y conquistar el resto de la isla con una eficacia brutal y sangrienta. La 9ª Legión, que cuenta con 5.000 efectivos, se prepara para la guerra, pero saben muy poco lo que les espera. Caradoc, Brennus y Guinevere, guardianes de las tribus del norte, han reunido a las tropas y están listos para librar una guerra contra los romanos. Los hermanos portan un don que incluso ellos no conocen; pronto, todos descubrirán su verdadero poder. Así que id afilando las armas porque… ¡¡¡esto es Britaaaniaaaaaaa!!!

Jugabilidad

Nada más empezar nos encontraremos un menú con cuatro apartados:

  • Campaña: Es donde podremos jugar la historia del juego y tiene dos modos a elegir:

          – Normal: checkpoints, guardado de estados, continuar en cualquier momento de nuestra partida.

          – Arcade: tres vidas, tres continues, como la vieja escuela.

  • Arenas: Son varios niveles donde deberemos combatir sin parar contra oleadas de enemigos. Sirven como entrenamiento para perfeccionan nuestras habilidades guerreras y de paso desafiar los rankings mundiales.
  • Opciones: Donde podremos ajustar la música, los efectos de sonido, las voces, la vibración y mostrar o no las leyendas generales y la sangre de los enemigos muertos.
  • Extras: En este apartado podremos encontrar las tabletas de la historia, armas que hayamos encontrado a lo largo del juego, vídeos, artes conceptuales, coleccionables, logros y tablas de clasificación.

Wulverblade, como ya hemos comentado es un beat’em up (también conocido como brawler o “yo contra el barrio”) donde tendremos que hacer lo posible por evitar la conquista de nuestras tierras por el Imperio Romano en una campaña compuesta por ocho variados niveles, en solitario o en cooperativo para dos jugadores, siguiendo de forma bastante precisa los acontecimientos históricos. Por lo tanto, deberemos marchar desde el norte y conquistar el resto de la isla. Pero no solo tendremos que luchar contra los romanos, sino también contra algunos miembros de nuestro propio pueblo, los cuales se han unido a ellos.

El juego nos permite escoger entre tres personajes distintos con sus propias habilidades especiales y son los siguientes:

  • Caradoc: El más equilibrado en ataque, velocidad y defensa.
  • Brennus: El más poderoso, pero tiene muy poca velocidad y defensa.
  • Guinevere: La más rápida, pero tiene muy poco ataque y defensa.

Nuestra arma principal será una normalmente una espada y básicamente deberemos repartir espadazos a diestro y siniestro, pero aunque al principio pueda parecer que estamos ante un machacabotones, nada más lejos de la realidad, ya que a medida que avancemos nos daremos cuenta que no bastará solo con atacar, sino que deberemos dominar diferentes aspectos del juego como saber bloquear y usar el ataque fuerte. Para ello usaremos un arma secundaria que podremos encontrar rompiendo vasijas y otros elementos destruibles del entorno y que es más poderosa que la principal pero también más lenta y acaba rompiéndose. Además también podremos saltar y hacer doble salto, agarrar, lanzar, rodar y embestir, de tal forma que podremos y deberemos combinar dichas habilidades para realizar pequeños combos. Por otro lado contaremos también con un ataque especial que activaremos al pulsar el botón de ataque y salto a costa de perder un poco de vida (resulta muy útil cuando nos rodean muchos enemigos). También podremos llamar a unos lobos para que acaben con los enemigos y por último cuando llenemos una barra azul (se llena a medida que derrotamos enemigos y cuando los ejecutamos sube más) podremos usar nuestro ataque más devastador en que entraremos en estado de rabia y así podremos golpear más rápido haciendo más daño a los enemigos por tiempo limitado y de paso recuperaremos algo de nuestra barra de vida. Si perdemos una vida cuando tengamos la barra azul cargada la perderemos y deberemos volver a llenarla desde el principio.

Una de las peculiaridades que tiene Wulverblade es que además de poder coger y tirar diferentes armas que encontremos por el escenario (rompiendo diversos elementos) o que sueltan los enemigos al ser derrotados, también podremos coger y arrojar brazos mutilados y cabezas cortadas a dichos enemigos, lo cual resulta bastante divertido. Además a pesar de que los niveles son lineales y están bastante limitados (algo característico del género), este título cuenta también con cierto grado de exploración, ya que además del dinero y la comida que encontraremos rompiendo diversos elementos del escenario, todos los niveles esconden coleccionables secretos (armas, notas históricas, cartas, etc.), por lo que deberemos estar atentos y romper todo lo que podamos.

En el modo normal encontraremos en cada nivel un checkpoint (una piedra con una runa) más o menos a la mitad del recorrido y si perdemos todas nuestras vidas (disponemos solo de 3) podremos volver a continuar desde ese punto. Igualmente al final de cada uno de los niveles nos encontraremos con un jefe final que no nos pondrá las cosas nada fáciles. A diferencia del resto de enemigos, éstos serán más poderosos y tendrán muchas más vida, concretamente dos barras: una azul y otra amarilla. Si conseguimos bajarle la azul se volverá amarilla y si conseguimos bajarle la amarilla se volverá roja. Cuando esté su barra de vida completamente roja le habremos derrotado. Cada jefe final tiene su propio patrón de ataque y deberemos aprenderlos para evitar que nos golpeen, ya que nos quitarán bastante vida si lo logran. Por si no tuviéramos suficiente, cada cierto tiempo los jefes irán llamando a diferentes oleadas de enemigos que nos incordiarán bastante. Cada vez que completemos un nivel nos darán una puntuación y un rango según el tiempo que hayamos tardado, la vida que nos queda, los combos que hayamos realizado, las muertes con combo, si hemos usado los lobos y los secretos encontrados. Dicha puntuación pasará a un ranking mundial, por lo que el pique por obtener las mejores puntuaciones está asegurado.

Respecto a la dificultad del juego, hay destacar que sin duda estamos ante un título difícil, que supone un auténtico reto incluso en modo normal y ya no digamos en modo Arcade, donde se convierte en un desafío sólo apto para los jugadores más habilidosos. No os dejéis engañar por su bonito aspecto, Wulverblade no es precisamente ningún paseo. También hay que destacar que si no queréis jugarlo solos, no os preocupéis, ya que la historia principal también se puede jugar de manera cooperativa.

Por último cabe destacar que como la mayoría de juegos de Switch, Wulverblade  puede jugarse en modo portátil, sobremesa y televisor, y también es compatible con el mando Pro de Switch.

Gráficos y sonido

El estilo gráfico del juego es simplemente magnífico gracias al diseño animado 2D en alta definición. Se nota el cariño que han puesto sus creadores en el desarrollo de este título. Tanto los personajes, como los enemigos y los fondos lucen estupendamente bien, al igual que la sangre de nuestros enemigos. Las cinemáticas tampoco se quedan atrás y ayudan a darle ese toque final que redondea el juego.

Por otro lado, el apartado sonoro también está a la altura acompañando perfectamente la acción, al igual que los efectos de sonido de las armas. Se agradece también el hecho que haya incluido un narrador que vaya contando la historia, aunque por desgracia el título sólo cuenta con voces y textos en inglés, por lo que deberéis tener cierto nivel si queréis seguir bien la historia, si bien tampoco es ningún inconveniente para poder completar el juego.

Duración

Estamos ante un título que nos ofrece un modo historia bastante corto, ya que como hemos comentado solo cuenta con 8 capítulos, por lo que podemos completarlo en unas 4-5 horas. Aunque como siempre digo este apartado es muy relativo, ya que depende en gran medida de si lo jugamos en nivel normal o arcade o de si lo hacemos solos o acompañados, sin olvidar por supuesto el nivel de habilidad de cada jugador.

Sin embargo esto no es todo lo que ofrece este título, tan solo la punta del iceberg, ya que cuenta con el modo arenas para practicar combos contra oleadas de enemigos en diferentes escenarios, así como muchos coleccionables y logros,por lo que estamos ante un título que es muy rejugable.

Curiosidades

  • El juego ha estado en desarrollo durante 5 años y eso se nota para bien, ya que el título desborda cariño por todos lados y en palabras de sus propios creadores les ha costado sangre, sudor y lágrimas poder lanzarlo.
  • Britania (Britannia en latín) es el término que designaba a la isla de Gran Bretaña antes de que se produjeran las invasiones germanas. El nombre de Britania procede de la denominación latina Britannia que se dio en el Imperio romano a la isla.
  • Wulverblade tiene una exclusividad temporal de Switch. Para ser más exactos este título indie llega 4 semanas antes que al resto de plataformas. Según sus creadores, Fully Illustrated, esto “se debe al genial trato recibido por Nintendo y cómo ha sido su relación con los juegos indie. El trato ha sido fantástico y pensamos que debíamos darle las gracias de alguna manera”. Posteriomente llegará a PC (Steam), PS4 y Xbox One.

Conclusión

Wulverblade es un beat’em up de la vieja escuela con un maravilloso diseño artístico adaptado a los tiempos, que nos permite disfrutar de 8 niveles de campaña con hermosos paisajes ilustrados que abarcan bosques antiguos, ríos, cuevas y fortalezas romanas. Además todo está basado en ubicaciones reales, como demuestran los vídeos que podemos desbloquear en el mapa del modo campaña.

Cuenta con una magnífica banda sonora atmosférica, una historia fascinante que combina la antigua historia británica con cuentos nativos e increíbles extras para desbloquear. Además siempre podremos jugar en el modo arenas para probar nuestras habilidades si queremos descansar de la campaña. Todo ello sin olvidar que puede jugarse solo o con otro jugador en modo cooperativo local.

Entre sus inconvenientes está el hecho de que voces y textos sólo están en inglés, lo cual puede dificultar el seguir bien la historia a quien no tenga cierto nivel de este idioma, aunque como ya hemos comentado, esto no impide que podamos completar y disfrutar del juego. Por lo tanto, es un título que os recomiendo totalmente si os gusta el género, ya que es uno de los mejores indies del catálogo de Switch (y ya van muchos), que no es poco.

Wulverblade ya está disponible en formato digital en la eShop de Switch desde el pasado 12 de octubre a un precio de 16,99€ y deberéis tener un espacio libre de 2,5 GB en vuestra consola para poder descargarlo.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)

Nintenderos.com utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar