Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] The Count Lucanor

[Análisis] The Count Lucanor

análisis,
PorRikyLVC  - 
Ver comentarios

De un pequeño estudio español llamado Baroque Decay nos llega un gran juego, cuyo nombre no tiene nada que ver con el famoso libro, pero sí que nos trae una gran historia y sobretodo un gran juego al igual que este. Un juego de terror con un toque retro, mezclando 8 y 16 bits, en el que deberemos descubrir algo importante, el nombre de un personaje. De momento, yo os ayudaré a descubrir como es este juego. Comencemos:

10 años son suficientes para comenzar una aventura

Comenzaremos hablando de lo que es para mi uno de los mejores puntos del juego, la historia. Como os dije, esta no tiene nada que ver con el libro con el que comparte nombre, pero su historia es tan buena como el clásico de la literatura española. La historia trata sobre un niño llamado Hans que acaba de cumplir 10 años, harto de ser pobre y de nunca recibir grandes regalos decide marcharse de casa para buscar riquezas, pues según él, ya es un niño mayor.  En su búsqueda vemos cómo de repente acaba en un mundo muy diferente al suyo, donde hay un enorme castillo, y un curioso personaje, o mejor dicho, un pequeño duendecillo que nos cuenta que busca a alguien que pueda heredar el tesoro del famoso Conde Lucanor.

El niño se ofrece, pero no todo iba a ser tan fácil. El ser mágico nos dice que para demostrar que somos un gran caballero digno de heredarlo todo deberemos superar una pequeña prueba, esta prueba es muy fácil, descubrir el nombre del duende. Para ello nos propone hacer algo muy simple, pasearnos por el castillo donde encontraremos las letras de su nombre que nos darán la solución. Todo pinta muy bien hasta que vemos que el castillo no es un castillo normal. Este tiene diferentes habitaciones que nos complicarán nuestra tarea, ocurren cosas que no son normales, y sobretodo, tiene gente muy rara. Sobretodo tendremos que tener cuidado con unos «funcionarios» que son los encargados de vigilar el castillo y echar a los diferentes intrusos.

La mecánica del juego es simple, deberemos superar las diferentes locuras del castillo de diferentes formas, escondernos de los funcionarios y los diferentes enemigos que nos vayan acechando, pues nuestro personaje no puede combatir. El personaje a su vez no tiene una movilidad muy buena, pues no podremos correr, cosa que aumenta mucho las situaciones en las que nos persiguen, sobretodo personajes rápidos. Claro está que el detalle de que todo el castillo esté a oscuras y no nos permita ver que se mueve a nuestro alrededor, no ayuda mucho. Para ello tenemos una solución muy simple, poner velas por el castillo, y llevar nosotros una en la mano siempre. Aunque estos factores consiguen aumentar la tensión del juego, y darnos esa sensación de terror que quiere.

Cuidado en este lugar de locuras

Como hemos dicho cada habitación tiene pruebas diferentes para poder descubrir el nombre del duende, pero Hans tiene un inconveniente, a veces uno puede morirse, ¿podemos hacer algo en esas situaciones? Claro, pero no creas que el castillo nos lo pondrá fácil, para guardar la partida necesitaremos monedas de oro y entregárselas a un cuervo, para que así este nos guarde el alma en caso de que ocurra algo inesperado. Eso sí, el oro es escaso en el castillo, pues aún no tenemos visible esa inmensa herencia. Por ello tendremos que saber cuando usar el oro, pues también sirve para comprar cosas, por ello, es recomendable meditar cuando usarlo, ¿cada tres pruebas superadas? ¿Cada dos? Como tu veas. Esto consigue añadir más tensión a este juego.

Como vemos, el juego tiene una mecánica interesante y bien aprovechada, consiguiendo lo que busca, causar miedo o tensión sin los típicos screamers, sonidos chirriantes, u otros métodos ya muy vistos en los juegos de miedo. El juego a su vez es muy rejugable, aunque tiene una duración cortita, aunque eso sí, el juego tiene finales diferentes o con pequeñas variantes, cosa que se agradece mucho.

Hablando del apartado artístico, vemos como apuesta por una mezcla entre 8 y 16 bits, unos gráficos retro que podremos apreciar hasta en las cinemáticas que van apareciendo. Realmente el resultado no es malo, es más, hasta piensas que este juego necesitaba ser con esos gráficos, que tampoco son tan bruscos como los de la época, pero tampoco se alejan de ellos. Podríamos decir que es una estética de 16 bits pero moderna. La música aunque simple consigue adentrarnos en el juego, consigue ambientar muy bien nuestra pequeña velada en el castillo.

No es perfecto, pero sí es una gran obra

Está claro que no es el juego perfecto, pues habría estado guay tener unos añadidos que le podrían haber dado más vida al juego. Por ejemplo, un modo difícil, donde haya unos poquitos «funcionarios» más sueltos o que les permitiese incluso entrar a las habitaciones. Pues ha habido momentos donde podía estar un buen rato paseándome por los pasillos y no encontrarme a ninguno. A su vez, aunque es una ventaja tener una historia corta pero muy rejugable y con sus diferentes variantes. Se podría haber alargado un poco más, pero realmente esa rejugabilidad hace que esto no haga mucha falta. Son cositas mínimas que le habrían dado el gran broche final al juego, pero que tampoco hacen que este deje de ser una gran obra.

Si quieres sentir tensión, y vivir una gran aventura en este castillo alocado, os recomendamos el juego enormemente. Sobretodo porque para ser un juego de 14,99€ vale mucho la pena jugarlo, aunque ahora mismo hasta el día 25 de octubre tenemos el juego con un precio de 13,49€. 

[Análisis] The Count Lucanor

Puntuación Nintenderos: Muy recomendado

8.7
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Rejugable y una gran propuesta que no flaquea en casi nada.
Flojea en:
  • Corta duración.
  • .

Comentarios: