[Análisis] NBA 2K18




Publicado por Álvaro R. E.
Publicado por Álvaro R. E.

puntuación nintenderos

8.0

valoración lectores

0

0 votos

Lo bueno: Un juego de baloncesto mayúsculo en una plataforma minúscula. A pesar de no ser la versión que mejor rendimiento ofrece, este es muy estable. Ofrece una jugabilidad fluida, compleja y cómoda, una vez el jugador se ha acostumbrado.
Lo malo: Al estar pensado para plataformas de sobremesa, la necesidad en ciertos modos de estar conectado a internet impide su uso como portátil. En parte, se debe a otro problema del juego: la omnipresencia de los micropagos.

Tras unos años desaparecida, la saga de baloncesto de la compañía 2K vuelve a Nintendo, y con más fuerza que nunca.

Desde el momento cero, en su presentación, 2K ha mostrado su apoyo a Nintendo Switch, siendo este uno de los pocos juegos que aparecieron en su video de presentación inicial.

Ha pasado el tiempo y ya lo tenemos con nosotros, ese juego que prometía jugar con nuestros amigos en cualquier lugar al baloncesto virtual, simplemente separando los mandos de la consola o conectándola con un amigo, y luciendo un apartado gráfico a la altura de las plataformas de sobremesa actuales. Pero también disfrutarlo en casa, a toda pantalla y en la comodidad de un sofá.

Os contamos si de verdad se ha cumplido la promesa, una que Nintendo hizo junto a 2K cuando todos tenían en el punto de mira a Switch.

Echándole balones

Las compañías third party están siendo bastante recelosas con la nueva consola de Nintendo. No hay más que ver como la mayor parte de juegos de otras compañías son títulos que ya han aparecido hace tiempo en otras plataformas con anterioridad.

2K ha querido romper con esto, lanzando la versión de NBA 2K18 junto al resto de versiones, y ha intentado equipararlas en todo lo posible salvando el abismo técnico que existe entre las distintas máquinas del mercado.

Es por ello que esta versión de Nintendo Switch la ha desarrollado un equipo específico, con una programación especial dedicada a explotar el hardware de la consola. Podemos decir que se ha realizado un buen trabajo.

Tendremos un apartado gráfico similar en todas las plataformas, aunque la gran diferencia que tendremos en Switch con respecto a otras versiones, es la velocidad de fotogramas por segundo a la que corre el juego, quedándose en 30fps en la híbrida de Nintendo.

A pesar de esto, no hemos notado bajadas de framerate en Switch, ni en modo portátil ni sobremesa. La estabilidad conseguida hace aún más sólida esta versión del juego, y aunque se agradecería mucho un framerate más alto, tampoco es un juego de velocidad en el que sea completamente necesario.

La resolución es correcta y aunque no os podemos confirmar la ejecución nativa, tendremos 720p en formato portátil y 1080p en el dock, al menos reescalados.

Se han seleccionado los elementos menos visibles del juego para restar calidad a sus texturas, así como eliminar algunos efectos de desenfoque que, una vez estemos jugando, tampoco prestaremos mucha atención.

Donde si se van los recursos es en la cancha, con texturas de muy buena calidad, reflejos de focos, sistema de iluminación dinámico y sombras y reflejos de los jugadores en movimiento. Aquí es, realmente, donde notamos que estamos ante una máquina técnicamente a la última y vemos a dónde se han ido la mayor parte de recursos gráficos.

Si bien los modelados de los jugadores son buenos, su calidad no ha aumentado significativamente respecto a entregas anteriores. Por suerte, las animaciones siguen siendo fluidas y naturales, especialmente durante el juego.

Quizá sea lo que más derrocha cuidado y dedicación; la transición entre unos movimientos y otros está increíblemente cuidada, y es lo que da el toque de realismo definitivo al juego.

Aún hay mucho trabajo por hacer. Los usuarios de Nintendo no estamos acostumbrados a recibir juegos de corte realista, y enfrentarnos a juegos como Super Mario Odyssey, para pasar a algo como NBA 2K18, nos hace volver a una realidad en la que solo en juegos de altísimo presupuesto y corriendo en máquinas muy potentes, se puede obtener un acabado “satisfactorio” para los usuarios.

En este caso, 2K ha conseguido algo aceptable, muy bueno para tratarse de un sistema portátil, y bueno en el caso de un sistema híbrido, aunque efectivamente podría ser mejor.

La música sigue la tónica habitual de entregas anteriores de la saga, con una lista de canciones entre las que se encuentran artistas como Sean Paul o Shakira:

  • Feel So Good – Ma$e
  • Gonna Make You Sweat (Everybody Dance Now) – C + C Music Factory
  • Hip Hop Hooray – Naughty By Nature
  • I Can’t Drive 55 – Sammy Hagar
  • Jungle – X Ambassadors feat. Jamie N Commons
  • Pour Some Sugar on Me – Def Leppard
  • Put Your Hands Where My Eyes Could See – Busta Rhymes
  • Shook Ones Pt. II – Mobb Deep
  • Sirius – The Alan Parsons Project
  • So Fresh, So Clean – OutKast
  • The Walker – Fitz & The Tantrums
  • The Zoo – Scorpions
  • They Reminisce Over You – Pete Rock & C.L.Smooth
  • Victory – Puff Daddy feat. Notorious B.I.G. & Busta Rhymes
  • 93′ Til Infinity – Souls Of Mischief
  • All Of Me – Big Gigantic feat. Logic & ROZES
  • Am I Wrong – Anderson .Paak feat. ScHoolboy Q
  • Birdwatching – The Shelters
  • Can’t Have – Pitbull feat. Steven A. Clark & Ape Drums
  • Comin Out Strong – Future feat. The Weeknd
  • Conrad Tokyo – A Tribe Called Quest
  • Deep End (Tarro Remix) – THEY.
  • Do What I Want – Lil U** Vert
  • Don’t Threaten Me With A Good Time – Panic! At The Disco
  • HTP – Vintage Lee
  • Humble – Kendrick Lamar
  • Know The Ledge – Eric B. & Rakim
  • Let It Fly – Johnny Stephene
  • Living Like Khaled – Cousin Stizz
  • Nas Is Like – Nas
  • No Lie – Sean Paul feat. Dua Lipa
  • Portland – Drake ft. Quavo & Travis Scott
  • Shock Horror – Shy Luv
  • Slam – Onyx
  • Stand Back – PnB Rock / A Boogie Wit Da Hoodie
  • Victory – Joey Bad
  • Wasatch Front – Dame D.O.L.L.A.
  • Wrote My Way Out – Nas, Dave East, Lin-Manuel Miranda & Aloe Blacc
  • Hush – Linda Lind
  • Aurora – RL Grime
  • 1984 – Salmo
  • 4 Vérités – Take A Mic
  • Chantaje – Shakira feat. Maluma
  • CULT – Emiskilla
  • Feel It – GTA & What So Not feat. Tunji Ige
  • Fever – Roosevelt
  • Human (Rudimental Remix) Rag’n’Bone Man feat. Rudimental
  • Tokyo Drift – Woodie Smalls
  • Última Jugada – Carlos Jean & Arkano
  • U Don’t – Double K

Mientras que los tutoriales del juego están guiados con voz en inglés, los textos del juego estarán en perfecto castellano, así como la locución automática de los partidos. Consideramos que, aunque sean menos personales, están mejor enlazados que los de otros juegos como FIFA, dando información más precisa.

También podremos configurar nuestro propio jugador en el modo Mi Carrera, con su nombre y apellido que pronunciará el locutor del partido.

Técnicamente, se ha tenido mucho cuidado con esta versión para la consola de Nintendo, y es una primera piedra y un ejemplo para el resto de compañías de que se pueden llevar juegos de plataformas de sobremesa recientes a Switch, sin perder los elementos gráficos principales e importantes.

La mejor defensa es un buen ataque

Ya hemos visto que se ha realizado un buen trabajo con el apartado gráfico, pero ¿qué hay del modo de juego en Switch?

La versatilidad de la nueva consola de Nintendo nos permite utilizar diversos mandos para su control. Tenemos los Joy-Con en su grip, el mando pro de la consola o cada Joy-Con con separado. Con esto, se cumple la posibilidad de jugar donde queramos y con otra persona en cualquier momento.

Ahora bien, el juego está muy lejos de enfocarse al modo portátil. No habíamos tenido en cuenta hasta el momento que los grandes juegos de terceras compañías salen en plataformas limitadas en portabilidad, como PS4 y XBOX One. Con Switch cambia el modo de juego, y es que podremos jugarlo tanto en la televisión de casa, manteniendo el tipo a nivel técnico, como fuera de ella… y los requisitos que exigen las compañías para el funcionamiento normal pueden chocar con el concepto de Switch.

El modo principal de juego, Mi Carrera, tiene dos tipos de desarrollo dependiendo de si jugamos offline u online, por lo que no podremos jugar en este modo de forma natural si vamos en avión o en metro, donde ni tenemos internet fijo ni móvil.

Y es que hemos visto que es NBA 2K18 es un título que depende en exceso de la conexión a internet. Podemos tener una partida del modo Mi Carrera en casa o en la calle con internet, pero si queremos seguir jugándola tendremos que seguir conectados a internet. Esto se debe a la gran lacra de esta entrega: los micropagos.

El juego contiene una enorme cantidad de ítems virtuales que comprar a cambio de dinero del juego, que a su vez puede ser comprado con dinero real a través de la eShop.

Aun así, podremos jugar al modo Mi Carrera de forma offline, pero la gran mayoría de sus características se pierden.

Tendremos también un “modo mánager” llamado Mi GM, donde podremos gestionar el equipo más a nivel técnico, también jugando partidos, pero administrando contratos, facturación…

A pesar de tratarse de un juego muy portátil que podemos llevarnos por ahí para jugar con amigos donde queramos y cuando queramos, parece que en esta ocasión su sitio natural es el televisor y el dock, conectado a internet para exprimir todas las opciones al 100%.

En cuanto al juego online con otros jugadores, funciona igual que en otros títulos de la saga, con acceso directo para partidas rápidas y nivel adaptativo según nuestro nivel Mi Liga.

Lamentablemente, no hemos podido jugar al modo online dado que tras más de 30 minutos (y varias sesiones) esperando no encontramos jugadores, pero realmente se trata de un acceso cómodo y rápido.

El juego tiene partidas en modo local hasta cuatro jugadores, usando cuatro Nintendo Switch simultáneamente.

Tenemos que destacar que no se ha publicado el análisis con anterioridad debido a la gran cantidad de bugs que encontramos, que nos borraron la partida en varias ocasiones y nos impedían jugar al juego. Ahora, y tras la actualización 1.03, se han solventado los problemas más graves y el software tiene un funcionamiento correcto.

El primer partido de Switch

Hemos encontrado sensaciones muy variadas al jugar a NBA 2K18 en Nintendo Switch. Tras estar unos minutos con él, vemos que se trata de un juego que tiene trabajo detrás. También que no se trata de una versión hecha para la consola, si no una adaptación cuidada del juego para consolas de sobremesa actuales.

La sorpresa viene cuando comparamos el gran tamaño de una PS4 o una XBOX One, y el resultado que tenemos en Switch: el juego es visualmente atractivo en su mayor parte, con elementos menos agraciados especialmente en las cinemáticas del modo carrera, pero que son funcionales, y es que le exigimos mucho a este hardware portátil.

El doblaje al inglés tiene una calidad sobresaliente y es de los puntos más fuertes del juego, mientras que los comentaristas están un punto por encima de otros juegos deportivos.

Penalizamos, principalmente, la excesiva dependencia del modo online, así como el uso de micropagos de forma tan gratuita, incitándonos demasiadas veces a pagar para obtener mejoras, cuando el título ya tiene un precio oficial bastante elevado.

A nivel técnico, los tiempos de carga también se hacen bastante pesados, y es que tenemos un juego increíblemente pesado: 26Gb. Por suerte, el archivo de guardado ha reducido su peso enormemente, pasando de 5Gb a unos 75Mb.

Las labores de optimización han dado sus frutos y han dejado un juego que los amantes del baloncesto podrán disfrutar, por primera vez, en cualquier lugar.

Etiquetas: NBA 2K18

Nintenderos.com utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar