Estás en: 3DS > Análisis > Análisis 3DS

[Análisis] Monster Hunter Stories




Publicado por Álvaro R. E.
Publicado por Álvaro R. E.

puntuación nintenderos

8.0

valoración lectores

0

0 votos

GD Star Rating
a WordPress rating system
Lo bueno: Cambiando de estilo gráfico y jugable, se sigue sintiendo todo un Monster Hunter. Tiene una larga duración, y un sistema de juego que divierte deja siempre con ganas de jugar más.
Lo malo: Algunos fallos y carencias técnicas lastran la experiencia de juego. La trama tiene sus altibajos y peca de falta de originalidad, aunque se compensa con el adictivo sistema de crianza y combate.

Cuando los monstruos acaban de nacer, no parecen tan aterradores…

La nueva entrega de Monster Hunter, creada como no podía ser de otra manera por Capcom, lleva el subtítulo Stories, y es que no se trata de un juego convencional de la serie.

Con Monster Hunter Worlds en desarrollo y XX para Nintendo Switch, se buscan nuevos horizontes, nuevas formas de jugar en el mismo universo abarcando un género tan popular como el JRPG con mascotas monstruosas. Saludos a Game Freak con Pokémon y Square Enix con Dragon Quest Joker.

No nos extraña, en absoluto, que Capcom haya decidido adentrarse en un terreno por el que Japón siente predilección absoluta, aunque la falta de experiencia con este tipo de juegos puede pasarle factura.

Os contamos cómo se siente al convertirse en Rider y hacerse amigo de un monstruo, uno de esos con los que hemos combatido tantas veces.

Nuevos héroes

Esta historia comienza con un protagonista de nombre Lute, aunque podremos modificar su nombre, e incluso elegir su sexo y aspecto.

A pesar de que en este particular mundo siguen existiendo los cazadores, la aldea Villa Hakum es un remanso de paz y tranquilidad, lugar además originario de los Riders, jinetes de pequeños monstruos domesticados y vinculados a una persona a través de una especie de amuleto.

Los jóvenes más atrevidos de Villa Hakum sueñan con convertirse un día en Riders y tener sus propias crías de monstruo, llamados Monsties.

Todo iba bien hasta que un día, la aldea sufre el ataque de un Nargacuga, monstruo que conoceréis de otros juegos de la saga, aunque tiene algo diferente. Furioso y sin control, Nargacuga arrasa con todo acabando con la vida de la madre de uno de los protagonistas.

Es un poco chocante que, a pesar del aspecto infantil del juego, tenga una historia bastante violenta, pero a la vez tierna y adorable. Salvando las distancias, Capcom se ha marcado un Disney con este Monster Hunter.

Pero el desarrollo del juego comienza de verdad con el protagonista convirtiéndose en Rider y consiguiendo su primer Monstie superando una prueba especial y consiguiendo la piedra vinculante, el elemento crucial para unir a humano y monstruo.

A partir de aquí comienza la gran aventura de Monster Hunter Stories, una donde tendremos que recorrer un gran mundo “bastante abierto”, muy similar al visto en Ever Oasis, superar misiones y conocer a un montón de personajes, para así detener la amenaza que se cierne sobre el mundo, y que hace a los monstruos más agresivos y letales que nunca.

Como veis, es una idea muy diferente a la que tenemos en los juegos clásicos de la saga, aunque está muy relacionada y vinculada con lo que hemos visto hasta el momento. El olor a Monster Hunter se siente en cada paso que damos con el protagonista, y los elementos reconocibles aparecen casi constantemente, dejándonos una sensación de que estamos jugando a algo nuevo, pero en un mundo que ya conocemos.

Esta debe ser la sensación que Capcom ha querido conseguir con Monster Hunter Stories, algo que resulte entrañable para los fans de la saga y que a la vez sirva de iniciación para los nuevos jugadores que nunca han tocado Monster Hunter porque, simplemente, no les gustaba su estilo de juego.

Bestias adorables

Si hay algo que nos impresionó de Monster Hunter Stories desde su presentación, fue el gigantesco cambio estético que había sufrido la saga en comparación con los títulos principales.

Donde antes teníamos un apartado gráfico lo más realista posible, ahora tenemos un estilo de dibujo animado en tres dimensiones, similar a lo visto en la última entrega de Pokémon, Sol y Luna.

En realidad, ha servido para quitar un poco de seriedad a los exigentes combates contra monstruos, la violencia de sus ataques y el aspecto realista de los cazadores, aunque algunas de estas características siguen latentes en Stories.

Comenzando por los escenarios, que parecen caricaturas de los que encontramos en los juegos de la saga principal. Al igual que en esta, visitaremos desde desiertos a praderas, pasando bosques, zonas nevadas o cavernas. La variedad de localizaciones en quizá uno de los puntos más fuertes del juego, y su representación es correcta en todas ellas.

Y es que tenemos algunos “peros” con relación al apartado gráfico. Estamos hablando de un título bastante exigente debido a los complejos modelados que tiene, la escasa potencia del hardware para los tiempos que corren y, por si fuera poco, la posibilidad de usar la función 3D estereoscópica.

Al contrario que ocurre en Pokémon Sol y Luna, en Monster Hunter Stories se ha optado por incluir el efecto 3D de Nintendo 3DS en todas las situaciones, un factor que hace que el apartado gráfico se deba adaptar, incluso si el efecto 3D está desactivado. Tenemos carencias gráficas, sobre todo, en efectos de iluminación, reflejos, en el agua, carga de NPCs… vayamos por partes.

Nos hemos llevado la impresión que, incluso en lugares pequeños, aunque con alta carga gráfica, Monster Hunter 3 para Nintendo 3DS tenía mejor aspecto que Stories, y con más de cinco años de diferencia entre desarrollos, esto no debería ser así. Otros juegos en 3D recientes, como Ever Oasis, lucen mucho mejor que este nuevo título de Capcom, habiendo además una diferenciación muy patente entre algunos modelos más trabajados y otros que… no tanto. Por ejemplo, las animaciones de los personajes, incluido el protagonista, necesitarían una revisión a fondo por parte de los desarrolladores.

La calidad de las texturas no es del todo buena, especialmente cuando estamos en el mundo abierto.

Por suerte, se han suplido estas importantes carencias con un apartado artístico muy bonito, que hace dar un cambio inesperado a Monster Hunter, que rompe con lo que conocíamos hasta ahora, y que nos traslada a un mundo anime con los monstruos que conocemos, pero con un aspecto más amigable.

Todo ha adquirido un cuerpo y volumen que favorece el estilo gráfico, y la paleta de colores se ha vuelto mucho más saturada, recordándonos más a juegos como Animal Crossing que a Monster Hunter.

El diseño de los personajes también nos parece acertado. Encaja perfectamente con el estilo que se ha elegido, y caracteres como Navirou nos disiparon de un plumazo las dudas que teníamos sobre la personalidad del juego. En este apartado se cumple con creces lo que se espera de un JRPG de calidad: NPCs con carisma, destacados, con personalidad… en resumen, un elenco que da personalidad a una saga que siempre ha pecado un poco de falta de ello, a pesar de su larguísima trayectoria.

Resultado de imagen de monster hunter stories

Hemos detectado varios fallos a nivel técnico, principalmente de rendimiento y cuando tenemos el efecto 3D activado, con caídas leves de número de imágenes por segundo. También hay un importante popping tanto en el mundo abierto como en las ciudades, en estas últimas con figuras de personajes sin texturas que pasan de no aparecer, a aparecer como un maniquí, y después colocarse las texturas. No es algo que resulte nada estético y creemos que Nintendo 3DS puede dar mucho más en este aspecto.

Quizá por nostalgia más que otra cosa, se ha mantenido el clipping existente en la saga principal, pudiendo caminar a través de nuestro Monstie en el mundo abierto.

El repertorio musical también ha recibido un pequeño lavado de cara, aunque no tiene ni punto de comparación con los cambios sufridos en el apartado gráficos.

En los poblados podemos escuchar melodías que nos recuerdan a otros juegos RPG japoneses como la saga Tales of. Durante los combates, las canciones sí que son 100% Monster Hunter, más animadas y de inconfundible corte anime japonés.

Al igual que en la saga principal, se ha optado por dejar únicamente los sonidos ambiente en el mundo abierto mientras exploramos.

Pero lo que de verdad tiene la marca Monster Hunter son los sonidos y efectos, tomados directamente de los juegos principales de la saga. Por ejemplo, al inicio de los combates con los monstruos escucharemos el mismo sonido que cuando somos avistados por un monstruo en Monster Hunter 3 o 4.

Quizá esto sea lo que más acerca a Stories al universo que pertenece.

Jugando con monstruos

El auge de títulos RPG con “monstruos de bolsillo” sigue tan potente como siempre, a pesar de las décadas tras el lanzamiento del primer título de Pokémon para GameBoy.

Monster Hunter Stories no es exactamente un juego con el estilo Pokémon. Aquí no capturaremos monstruos, si no que los cuidaremos desde que son huevos, y nos haremos responsables de ellos creando un vínculo de unión.

Podremos montar en ellos, pero también combatir a su lado como si de un Monster Hunter tradicional se tratara, aunque en combates por turnos. Cada monstruo tendrá habilidades únicas y especiales que nos ayudarán tanto dentro como fuera de combate, y es que desde un primer momento de juego no podremos acceder a cualquier zona del mundo.

El sistema de combate es bastante diferente a lo visto en otros juegos similares: podremos elegir entre tres tipos de ataque, ágil, técnico o potente, siendo una suerte de papel o tijera, pero basado en el comportamiento de los monstruos. Aquí se premia el conocimiento del jugador sobre la saga Monster Hunter.

Por ejemplo, si nos enfrentamos a un Velocidrome, lo más habitual es que utilice ataques ágiles, y es que su velocidad es su principal característica. En el caso de un Barroth, sus ataques normalmente serán potentes.

Una vez sepamos esto, tendremos que elegir el tipo de movimiento más adecuado que debería realizar nuestro Rider; el ágil puede al técnico, el técnico al potente y el potente al ágil. La principal misión en combate será elegir los mejores moviminetos prediciendo los del oponente. A su vez, si el Monstie acompañante utiliza el mismo tipo de ataque, subirá el vínculo entre Monstie y Rider, pudiendo hacer un tándem y golpear más fuerte al enemigo.

No controlaremos directamente el tipo de ataque que realicen los Monsties, y su sistema funcionará de manera muy parecida al de los enemigos, atacando de forma autónoma, pero realizando las habilidades especiales que les indiquemos.

Durante las batallas podremos usar objetos de recuperación y potenciadores. También podremos huir y cambiar de Monstie principal.

Como veis, el sistema de combate es diferente al visto en otros juegos similares. No se siente como un juego de Monster Hunter, chocando visualmente cuando comprobamos que los combatientes son los monstruos clásicos de la saga.

A fin de cuentas, lo que hace divertido a Monster Hunter Stories es, además de la historia, la posibilidad de conseguir cada vez monstruos más raros y fuertes, con mejores características y habilidades. El juego posee un curioso sistema de genética de monstruos para determinar habilidades y características de ataque, defensa y demás.

Consideramos que el juego tiene una dificultad gradual, pero que llega a niveles muy altos en ocasiones, y que nos llevará a pasar un buen rato luchando contra enemigos para conseguir subir de nivel a nuestros monstruos y protagonista. La saga Monster Hunter no se caracteriza por ser fácil precisamente, y a pesar de que este Stories no llega a su nivel de dificultad, ni nos encontraremos con buenos retos en los niveles más altos.

Hablamos de un juego de una duración considerable, que nos llevará más de 35 horas completar su aventura, y que se estirará hasta donde el jugador quiera perfeccionando y entrenando a sus monstruos.

Destacar que el juego es compatible con las figuras amiibo y, aunque no estarán disponibles, os podemos confirmar que los amiibo de Monster Hunter japoneses son compatibles con la versión europea del juego, dándonos huevos de los que saldrán monstruos especiales.

El mundo de Monster Hunter

Podríamos calificarlo de muchas formas, pero Monster Hunter Stories es un abrazo a la saga, un gesto de cariño después de tantos años, en un intento logrado de hacerla más humana, más amigable y más entrañable.

El estilo de juego en el que se ha adentrado choca con todo lo que hemos visto hasta ahora en el mundo de Monster Hunter, pero existen tantísimas referencias, sonidos y elementos de la saga que nos parece estar en casa, incluso sin haberla visto nunca. El cambio, también de estilo gráfico y artístico, nos da una pista sobre el camino y la intención del juego.

Imagen relacionada

Sin tratarse de un JRPG tradicional por su particular sistema de combate por turnos, resultará divertido a los fans del género, aunque quizá no tanto si solo eres fan de la saga.

Desconocemos si Capcom decidirá darle más futuro a este nuevo mundo de Monster Hunter, pero quedará para la historia un título correcto, curioso y diferente, exclusivo de Nintendo 3DS.

GD Star Rating
a WordPress rating system

Nintenderos.com utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar