Estás en: 3DS > Análisis > Análisis 3DS

[Análisis] Yo-Kai Watch 2




Publicado por Sergio Salón
Publicado por Sergio Salón

puntuación nintenderos

9.0

valoración lectores

0

0 votos

Lo bueno: Ambientación, sonido, historia, textos, duración... una demostración de cómo se debe hacer la segunda parte de un juego. Mejora en todo a una primera parte que ya era buena.
Lo malo: Su sistema de combate puede que siga sin convencer a todo el mundo. Su dificultad podría ser un poco más elevada.

Cuando Yo-Kai Watch aterrizó por fin en tierras europeas hace cosa de un año –recordemos que en Japón y en América pudieron disfrutarlo desde bastante antes- lo hizo de una manera muy satisfactoria, demostrando ser un juego divertido y con carácter propio que exponía razones suficientes para ser tenido muy en cuenta como uno de los títulos importantes en el extenso catálogo de 3DS. Y es ahora, prácticamente un año después, cuando su segunda parte llega a Europa con dos versiones: Fantasqueletos y Carnánimas, con la premisa clave de tirar abajo ese mito de que segundas partes nunca fueron buenas. Y ya os puedo adelantar que los chicos de Level 5 lo han conseguido.

Regreso al futuro

Es difícil no afrontar un análisis como este de una manera personal. El primer Yo-Kai Watch me sorprendió como seguramente lo hizo con muchos de vosotros, dejando un gran sabor de boca al completarlo en su momento. Cuando su segunda parte empezó a correr en mi 3DS volvieron a mí aquellos gratos recuerdos de un juego que desprendía sensaciones frescas y nada efímeras. Y al fin y al cabo, es lo que Level 5 ha conseguido con Yo-Kai Watch 2 en todos los aspectos, pues estamos ante un viaje en el tiempo que desearéis no acabar nunca.

Lo poco que os comentaré de su historia para no hacer ningún tipo de spoiler es lo que muchos ya sabéis: unas Yo-Kai maléficas conocidas como Áurea y Argenta roban nuestro Yo-Kai Watch y borran nuestra memoria con el fin de romper la amistad entre humanos y Yo-Kai. Se trata de una elaborada maldición que tiene su semilla en una época enclavada hace 60 años, donde Áurea y Argenta hicieron de las suyas para asegurarse después de que el Yo-Kai Watch y la relación con los humanos se deteriorasen por completo.

Desde luego, el juego cumple con un objetivo que se ve a la legua: recordar la historia a los que jugaron a la primera entrega y a la vez meter de lleno en el argumento a aquellos que se decidan a navegar por el mundo Yo-Kai con Fantasqueletos o Carnánimas. Sencillo, directo y eficaz.

Si hablamos de estas dos versiones, su justificación se basa en algo que iremos desvelando poco a poco, y es que los Yo-Kai se divieron en estos dos grupos –por una razón que no os voy a contar, por supuesto- y han vivido en paz a pesar de los dos bandos. Una relación que, como era de esperar, Áurea y Argenta quieren destruir.

Por lo demás, todo se mantiene en la tónica de la primera parte: elegimos primeramente el sexo de nuestro personaje y le adjudicamos el nombre que queramos para adentrarnos en el mundo de los Yo-Kai, unos espíritus encantadores que vagan por el mundo a los que tenemos el privilegio de ver gracias a un reloj tan espectacular como el Yo-Kai Watch. Podremos hacernos amigos de estas criaturas si logramos que nos den su medalla al vencerlas, y combatir contra y junto a ellas, formando un equipo personalizado de hasta seis Yo-Kai. El resto se almacenarán en un libro llamado Medálium, y estarán dispuestos a responder a nuestra llamada siempre que lo necesitemos.

No me permito contaros más sobre la historia en sí, porque quiero que los que probéis el juego experimentéis las mismas sensaciones que yo al empezar a jugarlo. Os aseguro que os mantendrá pegados a vuestra 3DS.

Whisper reloaded

El asistente más carismático y graciosete que podríamos tener no podía faltar en esta segunda entrega. Esta bolita blanca con un sentido del humor cuestionable es un Yo-Kai que no combate pero que juega un papel esencial en nuestra aventura.

En esta segunda parte, Whisper se ha modernizado hasta el punto de tener todo almacenado y disponible en su tablet de última generación, la Yo-Kai Pad. Todo pasa por este aparatito que, a modo de menú, distribuye todas nuestras posibilidades en el juego en forma de aplicaciones: desde las clásicas como el Inventario, el Medálium o el Diario para guardar nuestra partida siempre que queramos –salvo en mazmorras y misiones especiales, donde no estará disponible- hasta otras tan curiosas como una aplicación para conocer el estado meteorológico o escuchar música. Es una manera diferente y divertida de distribuir un menú que, la verdad, da un resultado bastante pintón.

Whisper nos sigue siempre que vamos caminando a través del escenario, no importa donde vayamos, pero si queréis que sea otro Yo-Kai el que siga nuestros pasos tenéis la opción de cambiarlo, aunque esto no tiene repercusión en las escenas de diálogo, donde quien nos aconseje seguirá siendo Whisper.  Eso sí, y aún a riesgo de que se le suba a la cabeza, creo que no hay un asistente mejor que él.

Yo “kai” en sus redes por segunda vez

Uno de los aspectos que más llamaba la atención del primer juego de Yo-Kai Watch  a simple vista era su ambientación, y con esta segunda parte no solo se mantiene tan cuidada sino que se mejora.

A los detalles de una ciudad japonesa típica como puede ser Floridablanca se le suman nuevos escenarios de corte más rural como Vellón o incluso ciudades marítimas como San Fantástico, con un aspecto visual delicioso. No debemos olvidarnos que también contemplaremos estos escenarios 60 años atrás, con todos los detalles de la época correspondientes.

Es todo un placer recorrer los escenarios de Yo-Kai Watch 2 mientras buscamos nuevas criaturas para que sean nuestros compañeros de viaje por árboles, zonas frondosas, espacios acuáticos… lugares donde también podremos hacernos con insectos especiales para completar una colección curiosa de este tipo de animales. Pero no se queda ahí la cosa, pues basta con dar un paseo, hablar con los transeúntes, cumplir sus peticiones y tareas o descubrir Yo-Kai que nos aconsejan y dan pistas, para comprender que la ambientación del juego es simplemente fantástica, con pequeños detalles como el halo de luz que sale al activar nuestra lente del Yo-Kai Watch o los momentos de lluvia en los que nuestro protagonista se agencia el chubasquero… son cosas que a priori pueden parecer faltas de relevancia, pero que demuestran el mimo de Level 5 a la hora de crear esta segunda entrega. Probablemente queráis tener activado el efecto 3D de vuestras consolas más a menudo de lo que pensáis, pues disfrutaréis de momentos y planos bastante chulos.

El cuidado de este título no solo reside en su aspecto visual, sino también en el sonoro. Las melodías acompañan y más de una se quedará en vuestras cabezas con su soniquete particular. Yo-Kai Watch 2 tiene escenas dobladas al castellano que se agradecen mucho y suman aún más a su particular ambientación. Los textos son maravillosos y encontraréis chistes y bromas que os sacarán unas cuantas risas en más de una ocasión.

Combates y medallas

Yo-Kai Watch 2 mantiene el peculiar estilo de combate de la primera entrega, donde podremos llevar con nosotros hasta seis Yo-Kai distribuidos en una rueda que aparecerá en nuestra pantalla táctil cada vez que nos adentremos en una contienda. Aquí, los tres primeros serán los que entran en acción mientras que los tres de la parte inferior de la rueda se mantienen a la espera para saltar a la lucha en cuanto giremos con nuestro lápiz táctil. Podremos elegir su orden directamente en la pantalla táctil seleccionando nuestros Yo-Kai en uso, pero también podremos usar todos aquellos que nos hayan dado su medalla de amistad y cambiarlos de orden en los Ignóculos, unos puestos especiales repartidos por el escenario que nos permitirán realizar estas acciones además de curar la salud de los Yo-Kai y guardar nuestra partida –aunque esto puede hacerse en cualquier momento del juego, vienen bien cuando se tratan de mazmorras y cuevas, donde no se nos permite guardar la partida mediante nuestro Diario-.

La parte más controvertida de este sistema de combate es que nuestros Yo-Kai realizan sus ataques simples de forma automática, es decir, no decidimos cuándo ni cómo atacarán. Sin embargo, sí que jugaremos un papel importante en los combates, pues, además de seleccionar con estrategia a nuestro equipo, somos nosotros quienes debemos activar y poner en marcha el Animáximun, ataque especial de cada Yo-Kai, mediante una serie de pequeñas pruebas en nuestra pantalla táctil, tales como explotar unas pompas, realizar el dibujo que nos marca una silueta, girar con rapidez nuestro lápiz o marcar la hora que se ilumine en un reloj.

Los Yo-Kai combaten siguiendo cuatro patrones principales: Ataque, Técnica, Guardia y Espiritación. En ocasiones también les dará por Vaguear, lo que supondrá que durante un tiempo no realizarán ningún ataque. Cada uno luchará de una manera acorde a la tribu a la que pertenezca entre las ocho existentes: Guapa, Siniestra, Escurridiza, Valiente, Misteriosa, Oscura, Amable y Robusta. Si en nuestro equipo unimos varios Yo-Kai de la misma tribu, crearemos fuertes unidades que nos facilitarán las cosas en batalla. Estas criaturas poseen además un rango dependiendo de su poder, siendo E el correspondiente al más débil y S al más fuerte.

También debemos prestar atención a los objetos seleccionados, pues algunos sirven para hacer recuperar puntos de salud, otros para cargar antes la barra de Animáximun… además estos objetos los podemos usar en los Yo-Kai rivales para gustarles y que quieran entregarnos su medalla de amistad con mayor facilidad. Es así como iremos completando nuestro Medálium, por lo que es importante emplear bien estos objetos.

Durante los combates, en la pantalla táctil tendremos cuatro opciones básicas para realizar todo esto: Animáximun, para realizar los ataques especiales; Objetivo, para apuntar al rival donde queramos que incida el ataque, ya que en muchas ocasiones aparecen de tres en tres; Purificar, para curar a nuestros Yo-Kai de las espiritaciones de nuestros rivales, mediante pequeñas pruebas similares a las de Animáximun y Objetos, para emplear cada ítem.

Una de las novedades de esta segunda entrega es el Yo-Kai Watch Modelo Cero, el primer reloj que se encontraba hace 60 años y que nos permitirá realizar un Animáximun G y la técnica de Pinchazo en lugar del Objetivo, que nos servirá cuando nuestros rivales se encuentren espiritados para infligir más daño en ellos y obtener mayores recompensas.

Y hablando de recompensas, debemos recordar que tras cada combate, además de puntos de experiencia que suban el nivel a nuestros Yo-Kai, obtendremos dinero y objetos por nuestra victoria, a los que se suman los objetos descubiertos en las Esperiesferas, pequeñas bolas de luz que cruzan el escenario en medio del combate y que podremos pinchar con el Objetivo puesto sobre ellas.

¡Oh la que se avecina!

La historia principal de Yo-Kai Watch 2 os llevará entre 25 y 30 horas completarla, pero exprimir el juego en su totalidad puede suponer más del doble de este tiempo.

Realizar todas las Peticiones –solo pueden hacerse una vez- y las Tareas – pueden repetirse cada vez que queramos- que los amigos y ciudadanos tienen para nosotros, ya incrementa la duración de Yo-Kai Watch 2 de manera considerable.

Hacernos con los más de 300 Yo-Kai no es una tarea sencilla, y las maneras de hacernos con ellos pueden variar: la forma principal es encontrarlos y combatirles, pero algunos también se harán nuestros amigos al ayudarles en algún momento y también podremos encontrarlos en la Expendekai, una especie de máquina de bolas en la que emplearemos monedas que vayamos encontrando durante el juego. En este sentido también juega un papel relevante el Streetpass de 3DS, que nos hará encontrar Yo-Kai nuevos en la Mansión del Viajero. La fusión entre Yo-Kai y entre Yo-Kai y un objeto nos dará la oportunidad de hacernos con nuevas criaturas y, la evolución de estos a medida que les hacemos subir de nivel, es otra de las formas de conseguir nuevos registros en nuestro Medálium.

Una de las grandes novedades de esta segunda entrega es el Intercambio Yo-Kai, con el que podremos cambiar nuestras criaturas mediante modo local y… ¡sí, también de forma online! Todo un gran aliciente del que también se verán beneficiados los combates con su propia aplicación en el menú, donde competiremos con reglas de Federación, que basan las partidas en el uso de Yo-Kai del mismo nivel –todos nivel 60- y permitiendo solamente dos de rango S y dos de Rango A. Los puntos de victoria nos irán otorgando títulos especiales y lo que ganemos ayudará a que la facción a la que apoyemos, Fantasqueletos o Carnánimas, gane en la clasificación semanal, dándonos premios especiales si es la nuestra la que resulta victoriosa.

Ya os estaréis imaginando todo lo que esto suma a la duración del juego, pero si os parece poco tenemos Lista de Amigos, Club de Puntos para intercambiar por objetos, la aplicación Yo-Kai Blasters para entrar en la pesadilla súbita cuando queramos, la resolución de los Portales Místicos con cuatro desafíos distintos repartidos en Salas de Combate, Salas Rápidas, Salas de Pericia y Salas Extrañas, adivinar todas las Preguntablas repartidas por el escenario para conocer de qué Yo-Kai se trata e invocarle generando una nueva recompensa, detener a los Yo-Kai delincuentes, cazar todos los bichos, ir de pesca, carreras de bicis… ¡posibilidades por un tubo, oiga!

Yokaisidades

Existen Yo-Kai exclusivos para cada versión del juego. En la edición de Fantasqueletos son Aracnio, Babamandra, Venocto, Falsillo y Bronqueta, mientras que en la edición de Carnánimas los exclusivos son Elganfibio, Bergantín, Kyubi, Chíclope y Záppingla.

Volvemos a tener disponible la Cámara Yo-Kai, con la que podremos tomarnos una foto a nosotros mismos o a nuestros amigos y comprobar qué Yo-Kai le está espiritando. Obtendremos recompensas especiales dependiendo el Yo-Kai que nos haya salido en la foto y acudiendo a la Oficina de Correos del juego.

Una de las novedades especiales en este aspecto es que, si tomamos una foto con la Cámara Yo-Kai del primer Yo-Kai Watch y la guardamos en nuestra tarjeta SD para acudir después a Yo-Kai Watch 2, obtendremos una ficha especial en el Monte Arboleda, hablando con el hombre misterioso que se encuentra allí. Esta ficha debemos usarla en la Expendekai de este lugar, lo que nos dará la oportunidad de elegir un Yo-Kai especial entre Buchinyan, Komasan y Noko.

Los que se hagan con la versión digital tendrán un premio muy especial, y es que podrán hacerse con Robonyan 2.0 en la edición Fantasqueletos y con Sailornyan en la edición de Carnánimas. Esta versión digital ocupa 24.438 bloques de memoria.

En el menú inicial del juego tenemos el apartado de Enlace Yo-Kai Watch 2, donde podremos conectarnos con un amigo que tenga la otra versión, sea Fantasqueletos o Carnánimas, o incluso si hemos decidido hacernos con las dos, también podremos enlazarlas nosotros mismos, para acceder así a mazmorras especiales.

Conclusión

Yo-Kai Watch 2 es la viva demostración de cómo hacer una segunda parte: ambientación deliciosa, cuidado en los detalles, diversión por un tubo y una duración que os mantendrá pegados a la portátil durante un considerable número de horas. Su sistema de combate puede que siga sin gustar a todo el mundo, pero una vez inmersos en él, se hace muy fluido y satisfactorio. Estamos ante un título que se postula como uno de los mejores del catálogo actual de Nintendo 3DS, con un carácter propio y un estilo muy marcado que demuestra que la saga Yo-Kai Watch ha llegado para quedarse. Una segunda entrega que encantará a los que disfrutaron con la primera parte y enganchará a los que no lo hayan probado antes. Si dais una oportunidad a Yo-Kai Watch 2 tendréis la sensación de que los 34,95 € que cuesta están realmente bien invertidos. No importa si sois más de Fantasqueletos o de Carnánimas, pues lo realmente importante es que en ambos casos, lo pasaréis en grande. Sobresaliente.

Nintenderos.com utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar