Estás en: 3DS > Análisis > Análisis 3DS

[Análisis] Urban Trial Freestyle 2




Imagen de perfil de Sergio Salón
Publicado por Sergio Salón
Imagen de perfil de Sergio Salón
Publicado por Sergio Salón

puntuación nintenderos

7.0

valoración lectores

0

0 votos

Lo bueno: El diseño de sus niveles. Diversión rápida y directa.
Lo malo: Corta duración, falto de modo multijugador y algunos fallos técnicos que le restan profundidad.

Van a cumplirse casi tres años desde que el primer Urban Trial Freestyle llegara a Nintendo 3DS como una alternativa para aquellos fans del clásico Excitebike. Y es durante esta primavera cuando Tate Multimedia nos trae su segunda entrega, Urban Trial Freestyle 2, para tratar de atraer una vez más a todos los bikers de la portátil de Nintendo. ¿Lo conseguirá? Vamos a comprobarlo.

See you again

La tónica de este Urban Trial Freestyle 2 no cambia respecto a su primera parte: cogemos nuestra moto, la manejamos desde una vista lateral que juega con la perspectiva según requiera el momento, y superamos niveles enclavados en variopintos escenarios en dos modalidades, Acrobacias o Contrarreloj.

En la primera modalidad, debemos realizar diferentes movimientos que nos proporcionarán un mayor número de puntos a la hora de superar cada nivel. Estos movimientos consisten básicamente en Cuentavolteretas, Salto más largo, Salto más alto, Objetivo preciso y Control de velocidad. Vendrán indicados con unas flechas blancas y su nombre rotulado justo antes de que debamos realizarlos, por lo que sabremos en todo momento cuándo tendremos que aplicar cada uno. En la segunda modalidad, como su propio nombre indica, deberemos completar los niveles en el menor tiempo posible.

La eficacia con la que superemos cada nivel se premiará con estrellas, siendo cinco el máximo que se nos otorgará, basado en el total de puntos que consigamos al llegar al final. Si caemos en el vacío, nos golpeamos en la cabeza o volcamos la moto, se considerará como una muerte que resta puntuación al final de los niveles, así que tenedlo en cuenta si queréis entrar en el top de los bikers.

El menú vuelve a estar caracterizado, como en su primera parte, por los círculos que simbolizan cada apartado del juego, accediendo así al mapa de la ciudad donde se distribuyen todos los niveles, las opciones de juego, la vestimenta de nuestro conductor, la personalización de nuestra moto y el editor de pistas. Todos los textos del juego se encuentran en castellano.

A todo gas… o a medio

Los escenarios de Urban Trial Freestyle 2 son uno de sus puntos fuertes, pues muestran un despliegue gráfico cargado de elementos variados. Encontramos diferentes ambientes donde sorprenden algunos  de estos elementos y el uso que haremos de ellos. En muchas ocasiones, no hay una única manera de superar el nivel en cuestión y eso hace ver que se ha puesto un cuidado más que notable en el desarrollo de estos escenarios, desde una pista de skate hasta un conjunto de andamios, pasando por zonas residenciales con sus piscinas particulares. La variedad y el buen hacer de este apartado se agradece.

Sin embargo, no todo es bueno en el apartado técnico.  Las físicas de la moto no siempre responden a lo que cabría esperar y nuestro personaje tiene el alma de un “muñeco de trapo” que hace que en algunas colisiones salga disparado de manera poco creíble. Debemos alertaros de un pequeño fallo en el primer nivel del escenario Parkour Urbano, pues hemos comprobado que al llegar a una determinada rampa, si nos pasamos un poco en el impulso, el juego se buguea hasta el punto de tener que apagar la 3DS para salir de ahí.  Es un caso muy aislado que solamente ocurre en ese punto concreto y que seguro los chicos de Tate Multimedia tardarán poco en arreglar con alguna actualización, pero que debemos tener en cuenta a la hora de hacer su análisis.

En la pantalla táctil aparecerán nuestros tiempos, el número de muertes y las puntuaciones que vayamos acumulando a lo largo de cada nivel. En cuanto al efecto 3D, podréis activarlo y comprobar algo más de profundidad en el desarrollo de los escenarios, aunque es poco probable que lo dejéis más de dos minutos, pues no hace del todo cómoda la superación de los mismos.

En el apartado sonoro el juego tampoco deslumbra, pues se compone de unas pocas melodías cañeras pero algo repetitivas que no entusiasman y llegan a cansar. Los sonidos de la moto son simplemente correctos y la voz de nuestro personaje al caer o golpearse siempre emite el mismo quejido.

Motores rugen al cielo, gasolina, sangre y fuego

El manejo de Urban Trial Freestyle 2 se torna sencillo e intuitivo. Con el botón A aceleramos, con el B frenamos y con el Y damos marcha atrás, así de simple. Eso sí, no perdamos de vista nunca nuestro pad de control, pues con él mantendremos la gravedad de nuestra moto para evitar caer en situaciones comprometidas, además de girarlo de la manera adecuada para conseguir las vertiginosas volteretas que en ocasiones producirán puntos a nuestro favor.

Bastan un par de minutos para hacerse con este sencillo manejo que, aunque en algunas ocasiones puede jugarnos una mala pasada, por lo general es bastante satisfactorio y asequible. Con el botón X podremos regresar al último checkpoint por el que hayamos pasado y si pulsamos el botón Start de la consola podremos además reiniciar el nivel desde el principio o incluso salir al menú y visitar nuestro garaje.

Como podréis comprobar, la complejidad no es algo que caracterice a este título que tiene un objetivo claro: entretener de forma fácil y hacerlo ya. Y en una primera toma de contacto el juego cumple con su cometido, pues inicias un nivel, lo pasas en grande marcándote unas acrobacias y no piensas en nada más. No hay modo historia, por supuesto, y tampoco ningún elemento accesorio que nos saque más allá de la consecución directa de los niveles.

Sin embargo, si buscamos un juego más profundo, que incluya mayores retos, alguna misión o incluso mejores funciones en nuestra moto – tal vez algún turbo adicional que nos ayude en determinados saltos o la posibilidad de hacer piruetas más complejas- no lo encontraremos en Urban Trial Freestyle 2.

Pasando por el taller

El título de Tate Multimedia no es un juego especialmente duradero, pero es probable que esto también vaya ligado a esa idea de diversión instantánea que propone.

Desde que prendemos el juego empezamos a correr, sin rodeos, y lo haremos a lo largo de sus cinco escenarios compuestos de ocho pistas cada uno de ellos. Estos escenarios se reparten en: Afueras, Zona Industrial, Pista de Skate, Autopista y Parkour Urbano. Cabe destacar que las ocho pistas de cada uno de estos escenarios pueden completarse en el modo Acrobacias o en el modo Contrarreloj. Para desbloquear estos escenarios debemos ir consiguiendo un mínimo de estrellas en una modalidad u otra del escenario anterior, es decir, comenzamos en el de las Afueras, obtenemos la puntuación necesaria en Acrobacias o Contrarreloj, se abre el siguiente… etc.

Con altas calificaciones podremos acceder a comprar mejores piezas para nuestra moto, nuevas prendas para caracterizar a nuestro personaje e incluso nuevas motos con mejores características de velocidad, aceleración y control. ¿Cómo las adquirimos? Pues con dinero que vamos ganando según completamos los niveles y que podemos encontrar repartido por cada uno de estos lugares. Además, podremos apuntar a convertirnos en el mejor biker del planeta, pues el sistema de puntuaciones se registra en línea, de forma que tendremos acceso a clasificaciones mundiales donde comprobar si estamos en lo más alto.

Si obtenemos las cinco estrellas en uno de los escenarios, conseguiremos su pista especial correspondiente en la zona de Retos, donde se nos proponen nuevos desafíos, como por ejemplo,  girar la máquina para variar la gravedad y subir por paredes imposibles.

Tenemos a  nuestra disposición un completo editor de pistas, las cuales además podremos subir para compartir con amigos y otros usuarios, pero eso sí, será mediante código. Este código se nos proporciona una vez hayamos construido y superado nuestra propia pista, y lo mismo ocurrirá si queremos jugar a la pista de otro usuario, debemos tener su código correspondiente. El juego ganaría un plus si nos ofreciese algún modo multijugador, ya sea local o en línea, pero en este caso, brilla por su ausencia.

Conclusión

Urban Trial Freestyle 2 está caracterizado por una premisa clara: diversión sencilla, rápida y directa. ¿Esto es suficiente? Pues para ser un título memorable en el catálogo de Nintendo 3DS no, pero para aquellos que busquen distraerse durante un rato con un juego liviano basado en las motos de cross, puede resultarles una buena opción. No es ni de lejos el mejor juego de conducción al que jugaréis ni tampoco el más completo, pero si tenéis mono de agarrar el manillar y oír rugir un motor que gira a 360 grados por escenarios realmente bien construidos, llegará a satisfacer vuestras necesidades. El juego ocupa realmente poco, concretamente 1233 bloques de memoria, y podéis haceros con él desde hoy 30 de marzo en la eShop de 3DS al precio de 6,99 €.

Nintenderos.com utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar