Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
Estás en: Inicio > Artículos
[Entrevista] Ramón Méndez y Alba Calvo, localizadores de videojuegos

[Entrevista] Ramón Méndez y Alba Calvo, localizadores de videojuegos

artículo,
PorPantxo  - 
Ver comentarios

Dentro del proceso de creación de un juego, uno de los aspectos más importantes y que cuentan con una mayor exigencia por parte del usuario es sin lugar a dudas el de la localización, es decir, la adecuación del título al idioma de cada país que vaya a ser utilizado. Por ello, es para Nintenderos un placer tener la ocasión de entrevistar a dos de las figuras más reputadas en este campo tanto a nivel nacional como internacional.

Se trata de Ramón Méndez y Alba Calvo. Su trabajo como traductores ha sido reconocido con numerosas nominaciones y premios, como fue el caso de Child of Light (premio a Mejor Traducción de 2014 en los premios GameReactor y finalista de los premios ATRAE), Far Cry 4 (premio a Mejor Traducción de 2014 en los premios ATRAE y finalista en los premios GameReactor) o Divinity: Original Sin (premio a la Mejor Traducción de 2015 en los premios GameReactor), entre otros. Como he dicho, un honor que tengan la amabilidad de responder a nuestras preguntas. Sin más dilación, os dejamos con la entrevista al completo a continuación:

  • ¿Podéis definirnos más concretamente en qué consiste vuestro trabajo?

Nuestro trabajo consiste, a grandes rasgos, en traducir videojuegos. Esto implica no solo trabajar con los textos del propio juego, sino que también nos solemos encargar de los manuales, guías de estrategia, textos de marketing, notas de prensa y todo lo relacionado con el propio producto, tanto dentro como fuera de la pantalla. Y obviamente, no es solo cuestión de coger el texto y traducirlo sin más, sino que hay que adaptarlo y jugar con referentes culturales, fraseología, humor, poemas y aspectos lingüísticos varios para que el producto funcione de la mejor manera posible en el mercado receptor (en nuestro caso, el español). Además, cada juego es una odisea propia en el que te puedes encontrar de todo: juegos de automovilismo, de rol, aventuras gráficas, deportivos… Cada uno tiene sus propias dificultades y complejidades, por lo que cada nuevo proyecto supone una nueva aventura en sí misma. Es una profesión mucho más compleja de lo que parece y es fundamental estarse documentando constantemente, pero nos encanta lo que hacemos y no lo cambiaríamos por nada.

  • ¿Cuánto tiempo puede llevar localizar un videojuego?

Depende de un millón de factores: del tamaño que tenga el juego, de la urgencia que haya para tenerlo traducido, del ritmo al que te envíen los textos (todos juntos o por fascículos), del número de traductores y revisores que haya en el equipo… Un juego muy pequeño de móviles con muy pocas palabras se puede traducir en media hora, pero un juego de rol grande y profundo puede llevar hasta años. Pero también depende de si te dan todos los textos del juego de golpe y te dicen que tienes dos meses (como nos pasó con Divinity: Original Sin Enhanced Edition, del que hablábamos antes y ya visteis el equipo tan numeroso que fuimos) o van yendo por lotes que te envían poco a poco a lo largo del desarrollo del juego (con lo que puedes pasarte hasta dos años con la traducción). En definitiva, pregunta imposible de resolver con certeza.

  • ¿Cómo llegasteis hasta aquí?

RM: En mi caso fue una serie de catastróficas desdichas. Empecé en el año 2003 en prensa especializada, mientras estudiaba la carrera de traducción. Me surgió la posibilidad de empezar a colaborar con la rama española de un par de empresas muy importantes y, posteriormente, un amigo que se dedicaba ya a la traducción de videojuegos me dio un empujoncito para cambiar de aires. Nunca le podré agradecer lo suficiente sus ánimos y apoyo para poder estar donde estoy ahora. Con la tontería, llevo ya 13 años volcado en cuerpo y alma a la industria del videojuego y ya me estoy poniendo cómodo. A ver quién me saca de aquí ahora :)

AC: Hallábame yo estudiando un máster de traducción en la Universidad de Vigo cuando surgió la oportunidad de hacer unas prácticas en una empresa de localización muy importante. Aquel mes mal contado acabaron siendo dos años en plantilla, hasta que decidí dar el salto al mundo de los autónomos y expandirme un poco más con clientes de todo tipo. La experiencia no pudo ser mejor y estoy muy agradecida a toda la gente con la que he colaborado hasta ahora por todo lo que he aprendido de ellos. Al igual que Ramón, le he cogido un cariño increíble a esta industria y espero poder seguir en ella durante muchos años.

  • ¿Cual es vuestro juego favorito?

RM: Yo no puedo quedarme solo con uno. Mi juego favorito como tal es Panzer Dragoon Saga, un título que me marcó y me dejó una huella imborrable. Pero sería injusto dejar fuera a Shenmue (del que hasta escribí un libro), Grandia, Valkyria Chronicles, Nier, Persona 3, Yakuza 5, A Link to the Past, Illusion of Time… Juego demasiado y son muchos los títulos que me roban el corazoncito. Algunos se pasan con el tiempo, señal de que no eran tan especiales. Pero otros perduran en el tiempo de tal manera que solo puedes recomendárselos a todo el mundo una y otra vez.

AC: Yo tampoco puedo decantarme solo por uno. Persona 4 Golden, Tales of the Abyss, Nier, los Runaway, Kingdom Hearts, The Walking Dead de Telltale… Todos ellos han dejado una huella imborrable en mi memoria.

Ramon Mendez

  • ¿Y exclusivamente de Nintendo?

RM: Tengo una debilidad especial por Zelda: A Link to the Past, así como por A Link Between Worlds. También soy muy amante de (los injustamente olvidados) F-Zero, así como de las series Mario&Luigi y Paper Mario. ¡De hecho, Paper Jam me pareció una mezcla fantástica que tenía que existir por fuerza!

AC: Me gustó especialmente el reciente Kirby Triple Deluxe, los Paper Mario, Bayonetta 2 (este cuenta, ¿no?), Capitán Toad… Y, por supuesto, Super Smash Bros, el original de Nintendo 64, que fue el juego con el que me inicié en esto de los videojuegos.

  • ¿Habéis hecho trabajos similares en ámbitos fuera del mundo de los videojuegos?

RM: Yo he participado en la traducción de un reality show sobre asesinatos y en la traducción para doblaje de un par de películas. También traduje algunas cosejas para libros… pero bueno, eran libros de videojuegos, así que sigue estando muy relacionado. He probado a hacer otras cosas, pero la cabra tira al monte y me siento muy cómodo en esta industria.

AC: Yo hice alguna coseja para un par de series, pero mayormente me he movido en la industria del videojuego.

  • ¿Cuáles son las principales diferencias?

Todas. Trabajar con un videojuego te obliga a hacer todo a la vez: traducción de software, doblaje, subtitulado, traducción literaria, traducción de poesía, textos legales… Además, las dinámicas de trabajo son muy diferentes de un sector a otro y eso se nota a la hora de ponerte a trabajar. Hay exigencias diferentes (de tiempo, de carga de palabras, de requisitos a cumplir…) y hay que amoldarse a cada forma de trabajar. Sí, también hay muchas similitudes, pero traducir videojuegos es algo que no se parece a ninguna otra disciplina de traducción y, de hecho, las engloba todas.

  • ¿Con qué proyecto os habéis ilusionado más hasta la fecha?

Hubo muchos. En general, todos los proyectos nos hacen ilusión. Siempre hay alguno que no te hace especial ilusión por determinadas circunstancias, pero son la minoría. Cada proyecto es una nueva aventura y los recibimos siempre con los brazos abiertos. De algunos no podemos hablar por contratos de confidencialidad, pero hubo muchos que fueron especiales por diferentes motivos: Child of Light, Broken Sword 5, Thief, The Witcher 3, Dying Light, Far Cry 4, Zombie Vikings… Puestos a destacar uno, nos quedamos sobre todo con Divinity: Original Sin Enhanced Edition. Fue un juego en el que participamos ambos y del que fuimos gestores de proyecto, traductores, revisores y testers lingüísticos. Un proyecto enorme en el que nos volcamos en cuerpo y alma durante meses y para el que pudimos contar con un gran equipo: Josué Monchan, Fernando Moreiras, Curri Barceló, Diego Parra, David Martínez, Francisco Molina, Diana Novoa (para la versión LATAM)… En Larian quisieron apostar por nosotros y da gusto ver lo bien recibido que fue nuestro trabajo, que hasta nos cayó algún premio.

alba calvo

  • ¿Podéis contarnos en que consistieron vuestros trabajos para Nintendo?

Por desgracia, casi todos los juegos que hicimos para plataformas Nintendo forman parte de esos títulos que por acuerdo de confidencialidad no podemos comentar. Eso sí, yo (Ramón) fui intérprete de las cinco ediciones del iDéame, el encuentro universitario para jóvenes desarrolladores de videojuegos que organizaba Nintendo junto con la Universidad Complutense de Madrid. No es exactamente lo mismo que traducir un juego, pero fue un gran honor participar de dicho evento.

  • Además habéis sido redactores en webs de videojuegos, ¿podéis contarnos vuestra experiencia?

RM: Inmejorable. Durante la década que estuve en activo (desde 2012 solo estoy de forma testimonial con pequeñas colaboraciones aquí y allá) tuve la oportunidad de escribir más de un millar de artículos de todo tipo (y creo que me quedo corto con la cantidad). En esa época de actividad estuve en MeriStation, a la que le debo muchísimo y me abrió muchas puertas, así como en las revistas físicas Edge y NGamer. Para mí fue una experiencia de aprendizaje inmejorable, ya que aprendí a perderle el miedo al folio en blanco, pude hablar de lo que más me gusta y tuve unas vivencias irrepetibles. Pude ir a tres Gamescom, a los estudios de Ubisoft en París, a los de Rare, a Sports Interactive, al X06 de Barcelona… De todos esos viajes y años en la prensa conservo grandes amistades que son casi como familia (no te voy a dar una lista de nombres porque estaríamos aquí hasta mañana). Si fuese viable, volvería mañana mismo a dedicarme a mi faceta periodística.

AC: Mi experiencia es mucho más breve. Metí la patita en una revista pequeña, donde publiqué un puñado de artículos. Esto fue casi a la par que empezaba mi trabajo como localizadora, así que tuve que dejarlo bastante pronto. Eso sí, cada vez que veo a Ramón escribir algún artículo de los que va publicando de vez en cuando, me entra el gusanillo, no puedo decir que no…

  • ¿Que os parece Nintenderos?

Muy blanca :)

No, era coña. Pues es una página que, pese a su corto recorrido, puede ofrecer artículos de calidad e incluso algunos que no se pueden encontrar en otros sitios. Nos gustan especialmente los debates de Cara o Cruz y nos consta que contáis con gente que siente los colores y sabe de lo que habla. Seguid con el buen trabajo, ¡seguro que llegáis lejos!

  • El fenómeno “youtuber”, ¿qué opinión os merece?

YouTube es muy grande y hay de todo. Nos parece perfecto que se asiente como un nuevo canal de creación de contenido y de entretenimiento para el gran público. Hay canales de sobra y temáticas de lo más diversas, así que hay algo apto para todo tipo de ¿espectadores? La tendencia parece ser de crecimiento constante y seguramente, junto con el vídeo a la carta (Netflix, Yomvi, Nubeox y derivados), acaben comiéndole mucho terreno a la televisión tradicional. Poder elegir lo que quieres consumir y centrarte en temáticas que te interesen es una idea muy interesante y es evidente que el público lo agradece. Ahora bien, que hay mucho contenido basura que mueve millones de usuarios, pues es un hecho. Pero claro, también triunfa Sálvame en la televisión. Cada uno que consuma lo que desee, lo importante es que siga habiendo oferta y contenidos para todo tipo de públicos.

  • ¿Que consejo le daríais a aquell@s que quieren adentrase en este mundillo del videojuego?

Que se preparen bien como traductores, como localizadores y como jugadores. Es importante saber traducir, es importante estar familiarizado con las complejidades propias de la industria del videojuego y es importante jugar para comprender lo mejor posible lo que se te está presentando en texto. Esta última parte debería ser la más fácil, puesto que si quieres dedicarte a esto lo más normal es que seas jugador habitual; aunque bien es cierto que hay mucha gente que no juega o incluso no le gusta jugar. Es una pena no dedicarte a algo que te gusta, ya que en nuestra opinión eso le da un plus a tu trabajo, le pones una pizca de pasión extra. En cuanto a lo primero, a día de hoy hay infinidad de másteres y cursos universitarios y no universitarios con los que formarse adecuadamente. Eso sí, analizad bien en lo que matriculáis, ya que hay algunos muy buenos y otros que dejan mucho que desear. Cuanto más completo sea el temario, mejor que mejor, ya que en el mercado real se trabaja con todo tipo de textos y hay que estar bien preparados para ellos.

child-of-light1

Desde Nintenderos, no podemos más que darles las gracias nuevamente a Ramón y Alba por haber acercado un poco más su interesante profesión a los lectores de la web. ¡Un saludo, chicos, y un fuerte abrazo de todos los nintenderos!

Comentarios:

Nintenderos.com utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar
WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com