Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
Estás en: Inicio > Artículos > Noticias
[Artículo] Halloween: Pixelando el miedo

[Artículo] Halloween: Pixelando el miedo

artículo, noticia,
PorSergio Tur  - 
Ver comentarios

La tradicional caza de brujas hace ya muchos años que en la sociedad española sustituye al triste y melancólico “dia de los muertos”. Halloween está aquí, se siente, se percibe, y son muchos los que más allá del mensaje comercial que lleva consigo, lo conciben como una oportunidad para disfrutar a través del terror. Un terror relacionado intrínsicamente con su valor cinematográfico, que poco tiene que ver con la auténtica sensación de angustia que provoca el miedo. ¿Pero qué más da? Año tras año buscamos un pretexto para disfrazarnos, aplicar estrambóticos maquillajes o lucir las prendas más imaginativas que nos permitirán disfrutar de este señalado evento con los amigos. Se trata de abstraer el significado de la palabra miedo tal y como la conocemos. Un mecanismo humano tan básico como el proceso natural por el que ponemos nombre a las cosas. Las palabras, como meras brújulas conceptuales, son capaces de desvirtuar nuestro propio entorno si se orientan de una forma u otra. La finalidad se reduce en ridiculizar el terror hasta hacerlo cotidiano. Suena grotesco, ¿verdad?

Para tan lucrativa tarea, nos servimos de distintos soportes audiovisuales como el cine, la televisión o, por qué no, los videojuegos. Un universo lo suficientemente amplio para que desde hace más de veinte años nos sobrecoja con obras más que sobradamente espeluznantes. A diferencia de otros medios, los videojuegos crean una interacción más directa con el usuario, permitiendo intensificar las emociones.

A lo largo de este artículo, repasaré algunas piezas claves del terror en el mundo del ocio electrónico, más allá de los clásicos Resident Evil, Silent Hill o Alone in the Dark. Una retrospectiva necesaria para descubrir algunas joyas que otro día del año hubieran pasado inadvertidas, pero que al menos en estas fechas merecen ser rescatadas. El miedo nos acecha tras cada pixel, disfrutadlo.

 

· Sweet Home – NES (1989)

Empezamos tan particular homenaje con el que para muchos es el verdadero génesis del terror en los videojuegos. Se trata de Sweet Home, un espeluznante juego desarrollado por Capcom que apareció para Nintendo Entertainment System en 1989. Un título tan sugerente como el argumento que nos introduce: un grupo de cinco reporteros viajan a la enorme mansión de Mamiya Ichirou para rodar un documental. Nada es lo que parece y lo que al principio debió haber sido un mero trabajo de investigación sobre los cuadros que poseía la dueña de tan terrorífico hogar, termina convirtiéndose en una lucha por huír de toda clase de seres que habitan el lugar. La trama, innovadora para la época, sirvió de principal fuente de inspiración para la obra maestra que Capcom desarrollaría años más tarde: Resident Evil. La angustiosa ambientación de una mansión encantada no fue la única cualidad que mostró el título, pues a diferencia de otros juegos de la época, los personajes que fallecieran en las batallas no podían ser revividos. Una sensación de muerte permanente que nos hacía vigilar nuestros movimientos para no cometer ningún paso en falso.

Un título que a pesar de su influencia en juegos posteriores, contó con pocas ventas entre el mercado japonés, lo que acabó con cualquier posibilidad de llevarlo a otros continentes. Sin embargo, con los medios actuales, muchos fans han creado traducciones amateur que permiten disfrutar de tal obra de culto.

· The Dark Eye – PC (1995)

Los 90s fue una época muy recordada, y no sólo por el éxito de El Príncipe de Bel Air o las calcomanías, sino por ser un periodo de experimentación en el ámbito tecnológico. The Dark Eye (no confundir con los conocidos juegos de rol) fue un título lanzado en 1995 por Inscape, que haciendo un acopio de originalidad, empleó el entonces innovador claymation, una técnica basada en la grabación de figuras hechas de arcilla, momento a momento, para crear una ilusión de movimiento y continuidad. Esto derivó en una imagen aún más tétrica de los elementos que aparecen en el juego que acabaron perfilando el macabro diseño del que hacía gala.

Una aventura gráfica añeja basada en los cuentos de Edgar Allan Poe. ¿Qué podía salir mal? Eso debió pensar Inscape durante su desarrollo, a pesar de años más tarde sufrir distintas desestructuraciones en la plantilla, fusiones… hasta acabar quebrando. En el recuerdo de todos los amantes de la literatura de terror quedará The Dark Eye por su original estilo apoyado en la clásica mecánica de point and click.

· Clock Tower – PlayStation (1996)

Con el éxito de películas como Viernes 13, muchos fueron los juegos que intentaron aprovechar el tirón o simplemente plasmar esa inquietante sensación de ser perseguido por un loco asesino sin descanso. Esa es la idea que la desarrolladora Human quiso repetir en Playstation tras el éxito que cosechó una primera versión para Super Nintendo en el mercado japonés. El terror es el verdadero protagonista de este juego, recordando a las grandes películas del género como la anteriormente citada o Halloween. El elemento clave de esta sobrecogedora aventura gráfica residía en la indefensa situación de nuestra protagonista, una joven que traumatizada por los peligros del primero juego decide emprender una nueva vida, perseguida por un enemigo tan espeluznante como Scissorman.

Un juego que contó con una secuela y muchos fans que esperan año tras año cualquier rumor sobre un futuro remake. Quién sabe, quizás la esperanza del futuro de los juegos de terror se encuentre en rescatar viejas glorias.

· Hellnight – PlayStation (1998)

Durante los años que Sony ofreció soporte para su primera PlayStation, las third parties se volcaron en su gran catálogo, ideal para los amantes del terror. Hellnight es uno de los trabajos menos conocidos de Atlus (en colaboración con Konami). En Japón conocido como Dark Messiah, este survival horror no gozó de una buena respuesta a nivel de ventas durante los primeros meses, alcanzando mayor popularidad una vez lanzado en Europa.

Bajo una perspectiva en primera persona, nos introducíamos en los túneles de Tokyo donde una criatura nos perseguía de forma incansable. Una de las peculiaridades del juego, y por qué no una reminiscencia a ese Sweet Home que abría este artículo, fue la fragilidad de los personajes, los cuales morían con un simple contacto al no contar con armas ni barra de salud.

Illbleed – Sega Dreamcast (2001)

La querida por muchos Dreamcast también fue testigo del auge que vivió los survival horror durante esta época. Illbleed, a diferencia de otros títulos de la época, no invitaba al jugador a huír de las fases, sino a explorarlas al máximo. Climax Graphics, la desarrolladora, nos pone en la piel de la aficionada de películas de terror Eriko Christy, a la cual tendremos que guiar en un parque temático infestado de trampas mortales que harán peligrar nuestra vida.

A través de los cuatros sentidos de la protagonista, podremos marcar y analizar los lugares por los que caminaremos, lo que nos permitirá reducir la adrenalina de Eriko y por tanto, cualquier posible muerte derivada por pérdida de sangre, subida de tensión o aumento de pulso (claros indicios de que algo no va bien). Un juego desconocido por el gran público que nos pone a prueba a través de excéntricas situaciones. Todo aderezado por una intachable mezcla de terror y humor negro que empatizará con el jugador que se acerque al título.

· Blair Witch Vol. 1: Rustin Parr – PC (2000)

Tras el éxito que vivió la película The Blair With Project el año anterior, se compraron los derechos para realizar una trilogía de videojuegos basada en el film. El primero, desarrollado por Terminal Reality, nos permitía despejar algunas de las lagunas argumentales de la película. Tomando el control de la investigadora Doc Holliday, llegamos al pueblo de Burkittsville para indagar en el misterio que hay detrás de los asesinatos cometidos por el hermitaño Rustin Parr, que mutiló y acabó con la vida de siete niños. Sin embargo, pronto viviremos la maldición de los bosques y los peligros sobrenaturales que nos acechan.

Un terror psicológico a la altura de otros grandes como Silent Hill, con un argumento bien hilado y adaptado a la mecánica de juego. Una oportunidad para sentir el miedo más primario.

· Forbidden Siren – PlayStation 2 (2004)

Otro de los grandes juegos de terror llegó para PlayStation 2 por la propia Sony, que apostó por un survival horror ambientado en una villa japonesa. Forbidden Siren nos traslada a una historia de ocultismo y misticismo donde una maligna secta quiere traer a la vida a un ser poderoso de origen extraterrestre conocido como Datsushi. A diferencia de otros títulos del género, la jugabilidad está orientada a evitar los encuentros directos con los enemigos, necesitando andar sigilosamente o agacharse para no ser visto por ninguna criatura.

Es esa sensación de vulnerabilidad la que convierte a ese título como uno de los más terroríficos y angustiosos de los últimos años. Un buen juego que quedará en la memoria de muchos jugadores amantes del terror, que aunque han podido disfrutar de posteriores entregas de esta saga, no quedan a la altura del primero.

· Haunting Ground – PlayStation 2 (2005)

Si hay juegos tratados de forma injusta por las ventas, es Haunting Ground. Este survival horror desarrollado por Capcom pasó incomprensiblemente desapercibido para el público occidental, acrecentado por la mala distribución que se hizo del juego en nuestro país. El  mismo equipo creador de la saga Resident Evil es el que firma este título. Una garantía de calidad que se demuestra desde los primeros compases de juego. Heredando lo mejor de Clock Tower (de ideó en un principio como una nueva entrega de la saga), Haunting Ground plantea un ambiente plagado de enigmas y situaciones terroríficas que recupera la figura de un enemigo específico que nos persigue durante todo el juego.

A pesar de tratarse de una aventura distinta y alejada de la acción y simpleza propia de las mecánicas de la época, la crítica lo recibió con puntuaciones moderadas, aunque con el tiempo haya pasado a obra de culto. Una vez más, es la perspectiva de los años la que otorga el puesto que merece un juego.

· Call of Cthulhu: Dark Corners of the Earth – PC, Xbox (2005)

Nos acercamos al final del artículo, aunque antes es importante descacar Call of Cthulhu: Dark Corners of the Earth como uno de los juegos más sobrecogedores de la pasada década. Recreando la obra de H.P. Lovecraft (La Sombra sobre Innsmouth), el juego desarrollado por Headfirst consigue imprimir como pocas veces se ha visto, un contexto de terror impresionante para este survival horror. Aunque no faltan los elementos de acción, lo más impresionante está en su avanzada IA que permitía abrir puertas o registrar casas a los dementes pueblerinos.

Una genial adaptación que reúne todas las cualidades para hacer de Call of Cthulhu: Dark Corners of the Earth uno de los más recordados por la crítica y los jugadores.

· Deadly Premonition – PlayStation 3, Xbox 360 (2010)

Ya sumergidos en estos últimos años, aunque es cierto que han aparecido muchos juegos de terror, pocos han conseguido revivir las sensaciones que provocaban antaño. Aun con todo, siempre quedan títulos que pretenden innovar en el género. Ese es el caso de Deadly Premonition, que destaca por introducir al género survival horror ligeros toques de humor, y un mundo abierto donde cada personaje que aparece tiene su propia rutina según la hora del día. Un nuevo elemento elogiado por crítica y público, a pesar de no conseguir la recepción que los desarrolladores esperaban, en parte debido a su pobre apartado técnico y una jugabilidad que se resiente por momentos.

Sin embargo, los jugadores que deseen experimentar otra faceta del terror adaptada a los nuevos tiempos, encontrarán en Deadly Premonition un juego que cumple sobradamente las expectativas.

 

Este artículo intenta homenajear a esos juegos merecedores de un lugar en nuestras estanterías más allá del éxito comercial, a pesar de haber plasmado tan solo unos pocos títulos que pretende representar el género. El miedo en el ocio electrónico siempre ha estado representado, y no solo por los clásicos Resident Evil o Silent Hill. Con esa finalidad, estas fechas se convierten en una excelente oportunidad para disfrutar de ese sentimiento tan primario y necesario.

Artículo de Sergio Tur cedido para Nintenderos.com

Comentarios:

Nintenderos.com utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar